La trigonitis en la mujer

La trigonitis es un diagnóstico de relativa frecuencia en la mujer que puede afectar a cuatro de cada 10 féminas, en este artículo comentaremos los puntos más resaltantes sobre esta frecuente enfermedad.

 

El trígono es una zona triangular cuyos álglos están definidos por los meator ureterales y el cuello de la vejiga, y es aquí en el trígono donde se aprecian cambios en el tejidotanto en forma como contextura, la conocida trigonitis. 
Conociendo la trigonitis

 La trigonitis usualmente diagnosticada luego de realizar una biopsia y una cistoscopia, y define cambios en el epitelio del trígono vesical es tan frecuentes como 40% en mujeres y 5% en hombres fue descrita como cistitis trígoni en 1905 por Heymann, Y posteriormente se le dieron muchos nombres.

Los cambios del epitelio que se definen como metaplasia escamosa que para efectos de este artículo Simplemente llamaremos de trigonitis, se ven con bastante frecuencia en mujeres señal fértil. La trigonitis usualmente es no queratinizante y si durante la Cistiscopia encontramos placas blancas o leucoplaquia, podríamos estar al frente un tejido potencialmente cancerígeno, leucoplaquia debe ser siempre sinónimo de seguimiento Cistoscopico.

El hecho de que suceda en la edad fértil correlaciona muy bien con el posible origen hormonal de la trigonitis, las diferentes observaciones que hemos realizado en nuestros pacientes han coincidido con los cambios producidos en el ciclo menstrual, Y esto no debe llamarnos en la atención debido a que el epitelio vaginal y epitelio del trígono tienen un mismo origen embriológico, curiosamente los mismos receptores estrogénico se encuentran en ambos tejido.

LA INFECCION BACTERIANA
Las cistitis infecciosa ha sido muchos años relacionada con el desarrollo de la trigonitis, sobre todo en personas con infecciones urinarias recurrentes, lo que muchos no saben es que adicionalmente al tratamiento medicamentoso con antibióticos deberían administrarse estrógenos conjuntamente.

Ya hemos comentado anteriormente que el tratamiento hormonal tópico mejoran las infecciones en la mujer

DIAGNOSTICO
El diagnóstico de trigonitis es hecho mediante custos copia, del urólogo observa en el trígono vesical y una placa blanca que le hace sospechar la lesión, y debe realizarse una biopsia en el momento Del examen para corroborar el diagnóstico

Los síntomas de la trigonitis usualmente son de urgencia y frecuencia miccional, Y pueden confundirse frecuentemente con síntomas urinarios infecciosos inclusive vejiga hiperactiva; existen estudios de biopsias como por ejemplo el de Murakami que demuestra que mientras más síntomas tenga el paciente existirán más cambios en el tejido metaplásico.

Es fundamental distinguir la forma NO QUERATINIZANTE (benigna) de la forma QUERARTINIZANTE (precursora maligna), y ello sólo es factible mediante la biopsia. Debe por ello extraerse suficiente muestra en la cirugía para el análisi correspondiente por el anatomopatólogo.


Tratamiento
Existen muchas maneras de tratar la enfermedad, iniciándose siempre con un tratamiento antibiótico prolongado, siendo la doxicilclina de gran eficacia, cuando se asocia corticoides
La lesión puede retirarse mediante el uso de láser hola fulguración eléctrica, y debe hacerse seguimiento cistoscópica cada seis meses.

Actualmente se vienen realizando estudios con Hialurónico (Cyatistat) intravesical, con el problema de los altos costos.

Debemos considerar siempre la presencia de alteraciones funcionales de la vejiga como por ejemplo hiperactividad o hipoactividad que pueden sumarse a la trigonitis, aumentando la frecuencia intensidad de síntomas. Si recibe tratamiento quirúrgico los síntomas no siempre van a desaparecer por esta causa

Les dejamos un vídeo diagnostico de trigonitis.
El trígono se aprecia congestivo (enrojecido) y cubierto por un tejido que rememora el mármol, biopsia confirmó le diagnóstico. La paciente fue sometida a tratamiento medicamentoso y cirugpia láser, evolucionando adecuadamente. Los controles posteriores cistoscópicos a los 6 y 12 meses no evidenciaron lesiones.

Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual

Contactos:

http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco

www.urologiperuana.com

Anuncios

Cistitis

La cistitis es motivo de consulta frecuente en nuestro consultorio.
Es por eso que nos animamos a escribir el presente artículo.

La cistitis es un síndrome clínico caracterizado por ardor miccional (disuria), aumento de frecuencia miccional (polaquiuria) y necesidad de acudir al baño rápidamente a miccionar (urgencia); pudiendo estar acompañadas de dolor suprapúbico.
La cistitis es una inflamación, y puede ser de origen infecciosa o no infecciosa.
En los casos de cistitis infecciosa, esta puede deberse a bacterias, virus u hongos,
La cistitis bacteriana se asocia generalmente con bacteriuria (bacterias en la orina) y piuria (presencia de glóbulos blancos en la orina), pero ambos pueden ocurrir en ausencia de infección.
La bacteriuria puede deberse a una infección del tracto urinario, o la contaminación de la muestra de orina recogida.
La Piuria indica inflamación, la cual generalmente se debe la presencia de bacterias, pero puede también deberse a otras causas.
La piuria estéril (es decir la presencia de glóbulos blancos sin bacterias) y requiere mayor investigación para descartar tuberculosis, cálculos en la vejiga o cáncer.

La cistitis no infecciosa puede ser causada por cáncer urotelial, cálculos vesicales, productos químicos (ciclofosfamida) o la cistitis intersticial.
La inflamación de la vejiga, ya sea por causa infecciosa o no infecciosa, puede producir la llamada metaplasia escamosa, conocida como trigonitos, pudiendo también ocasionar cistitis quística.
Epidemiología
Las mujeres tienen mayor prevalencia.
El riesgo de desarrollar infección urinaria es de 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 20 hombres.

Clasificación
Las infecciones urinarias se pueden clasificar como:Simples o no complicadas, cuando se producen en un tracto urinario estructural y funcionalmente
normal
Complicadas, cuando se producen en un tracto urinario anormal o en
la presencia de otros factores incluidos en la tabla de abajo (Tabla 1)

Tabla 1. Factores de riesgo para infección de orina

La Escherichia coli es el germen más común, causando hasta el 95% de las UTI simples Las infecciones urinarias complicadas ademas de ser producidad por E. coli, también pueden ser causadas por especies mas agresivas como Klebsiella, Proteus, Enterococos, estreptococos del grupo B y Pseudomona aeruginosa.
Las infecciones complicadas tienden a estar asociadas con mayor gravedad y complicaciones.

¿Quiere saber más?

INGRESE AQUI

Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria femenina como es lógico pensar, afecta la vida de las mujeres que la poseen, tanto física, mental; e incluso socialmente. Los sorpendente es que a pesar de ser uan enfermedad de presentación frecuente, se hable poco del asunto.

Un estudio reciente realizado en Michigan, muestra que mas de la mitad de mujeres sufren de incontinencia urinaria, dos tercios de las cuales presentan síntomas  moderados a severos.

Debido a que la incontinencia urinaria es tratable en gran medida en las mujeres , los investigadores sostienen que las mujeres y los médicos deben ser alentados a identificar los síntomas y hablar de esta enfermedad con mayor freuencia.

Para determinar el grado de incontinencia, el Dr. J. Quentin Clemens de la Universidad de Michigan, Ann Arbor, y sus colegas enviaron cuestionarios a 2.118 mujeres de 25 a 80 años de edad cadastrados en el estudio Kaiser Permanente Northwest.

Ninguno de ellas había sido diagnosticada de incontinencia urinaria o cualquier otra condición genitourinaria.

Las preguntas fueron orientadas hacia el tipo de incontinencia, la frecuencia y la gravedad de fuga de orina; y su calidad de vida.

En la edición de noviembre 2009 de la revista American Journal of Medicine, los autores indican que 875 mujeres (41%) devolvieron los cuestionarios.

Basado en sus respuestas, el 52,6% tenía incontinencia urinaria en los últimos 12 meses, y el 38,9% lo tenía en los últimos 7 días.

Las Tasas ajustadas de incontienncia urinaria de esfuerzo, incontinencia urinaria urgencia e incontinencia urinaria mixta fueron 18,7%, 6,8%, y 12,0%, respectivamente.

La incontinencia urinaria de urgencia y la incontinencia mixta, aumentarion significativamente con la edad.

La mayoría de las mujeres (53,6%) informaron de síntomas moderados. Aunque el número de episodios semanales de promedio fue de 1, el rango fué sorprendentemente de 1 a 35.

La mayoría de las mujeres (68%) utilizan toallas sanitarias normales o, al menos ocasionalmente, y el 46% de vez en cuando tenía la ropa mojada por fugas de orina.

El aumento de la severidad de los síntomas se asoció con una menor calidad de vida.

En 234 mujeres, la incontinenciafué  moderada o grave. Durante el año anterior, sin embargo, sólo 11 (4,7%) tenían síntomas de incontinencia documentado en su historial médico, aunque su número medio de visitas a la consulta fue de 4. “Estos resultados sugieren que la incontinencia urinaria tiende a ser frecuente, duradera y molesta”, pero que “Parece que la comunicación médico-paciente acerca de la incontinencia urinaria es pobre”.

Am J Med 2009;122:1037-1042.

Trigonitis

La inflamación del trígono vesical, es tan sólo una infección?

mulheradaMucha correspondencia nos llega al respecto de este tema tan frecuente y que pocos tratan adecuadamente.

El trígono vesical es el triángulo formado por tres puntos de referencia en la vejiga. Dos son los meatos ureterales (la desembocadura de los uréteres hacia la vejiga, los cuales traen la orina desde los riñones) y el tercer punto, el mas bajo, es el cuello vesical. Este triangulo formado imaginariamente es asiento de la enfermedad motivo de este artículo, LA TRIGONITIS
El primero en describirla fué Heymann (Die cystitis trigoni der frau) en 1905, quien al denomina Cistitis trigoni.

Normalmente el trígono vesical está cubierto por epitelio urotelial, el epitelio normal de la vejiga. Pero en algunos casos es cubierto por una membrana blanquecina, la cual representa cambios en el epielio original, una metaplasia escamosa, que si bien no es un cáncer, amerita un mayor estudio.

Se ha visto en mujeres jóvenes que el trígono puede sufrir un cambio superficial, cubriéndose de un tejido muy similar al vaginal, este cambio es llamado médicamente como metaplasia escamosa no queratinizante, nuestra TRIGONITIS.

Frecuencia
Es mas frecuente en mujeres, llegando hasta un 40%. En los valores sólo llega hasta un 5%. Es de presentación rara en niños.

Examen clínico
El examen físico no la detecta.
La cistoscopía puede hacernos sospechar de esta enfermedad, debido a las características cistoscópicas de la vejiga.
El diangostico se confirma luego de una biopsia vesical.

Diagnóstico diferencial
Existen otras enfermedades de similares características.
Por este motivo para salir de dudas es que se realiza la biopsia vesical.
Las enfermedades a considerar son:
– Malacoplaquia
– Carcinoma escamoso vesical
– Leucoplaquia vesical

Exámenes auxiliares
Se deben considerar:
Examen de orina (para descartar infección urnaria)
Ecografía (se pude apreciar un adelgazamiento del cuello vesical)
Cistoscopíapara detectar las lesiones características y realziar biopsia).

Tratamiento
No existe tratamiento médico
Cuando existe duda debe realziarse uan biopsia vesical.
También puede sugerirse una electrofulguración del trígono.

Seguimiento de los pacientes
En el caso de quela biopsia muestra de biopsia indique metaplasia, debe realizarse una cistoscopía y estudio citológico anuales.

En resumen, muchos piensan que la trigonitis es tan sólo una infección, y el erro es ese, puede ser el aviso de un tumor de otro tipo, que conviene estudiar mas detenidamente.

Uroflujometría: cómo miccionamos

Muchas de las enfermedades urológicas se manifiestan en la manera cómo miccionamos. Las enfermedades renales, vesicales, prostáticas y uretrales; dan síntomas urinarios los cuales los urólogos interpretamos de distintas formas.

Uno de los exámenes de mayor utilidad en la urología es el Estudio Urodinámico, y parte fundamental de este complejo examen es la Uroflujometría, de la cual escribiremos a continuación.

La Flujometría o uroflujometría es un sencillo procedimiento de diagnóstico no invasivo que calcula la tasa de expulsión de la orina en función del tiempo. Este estudio permite estudiar la micción, es decir, la manera como orinamos.
Se realiza haciendo orinar a la persona en un embudo conectado a un computador el cual realiza una medición electrónica especial.
El dispositivo calcula la masa de orina producida durante un intervalo de tiempo: desde el inicio hasta la finalización de la micción.

Esta información se convierte en una trama x-y con una tasa de flujo (ml / s) en la ordenada y el tiempo en el eje de abscisas.

Los datos obtenidos, luego de procesarse en el computador son esquematizados en un gráfico mediante una CURVA DE FLUJO, y los valores obtenidos se contrastan con los estándares (los valores de personas normales).

La forma de la curva nos puede orientar en el diagnóstico.
Los valores obtenidos son útiles para diferenciar las enfermedades de la vía urinaria. Por ejemplo un flujo disminuído (valor menor a 12) nos indica una obstrucción infravesical, y en este caso podría asociarse a un crecimiento de la próstata.

Actualmente se piensa que el flujo urinario refleja la interacción de la contractilidad del músculo detrusor (músculo de la vejiga) y la resistencia de salida.

Un flujo urinario disminuido puede ser debido, no sólo a obstrucción de la salida, pero también a la mala contractilidad del detrusor o a bajos volúmenes de vaciado; y no es posible mediante el examen de la curva de flujo urinario para hacer la distinción entre la obstrucción de la uretra y la alteración de la contractilidad del detrusor.

Podemos distinguir distintos patrones flujométricos, los que nos pueden orientar hacia los tipos de patología:

  • Obstrucción infravesical
  • Disnergia vesico esfincteriana
  • Disfunciones miccionales (por causa de alteraciones en el músculo detrusor)

Debemos recordar que la flujometría es parte de la evaluación urodinámica o estudio urodinámico. Muchas veces es necesaria realizar la cistometría complementaria para realizar el adecuado diagnóstico.

Transite por nuestro blog y encontrará temas INTERESANTES
Quiere saber más?

UROLOGIA PERUANA
Dr. Luis Susanibar

CONSULTAS
Av. Brasil 935-B. Jesús María.
Tel: 332 4009
urologiaperuana@yahoo.com