Infección urinaria

Resúmenes de la Cuadragésimo Primera Reunión de la Sociedad Internacional de Continencia – 2011
La alta propensión de la recurrencia de la cistitis bacteriana aguda en las mujeres parece reducirse significativamente mediante la instilación de hialuronato solo o combinado con sulfato de condroitina , lo cual permite la rápida recuperación de la barrera urotelial y previene de las infecciones recurrentes del tracto urinario. Estas conclusiones han sido obtenidas luego de comparar estos novedosos tratamientos con el estándar medicamentoso de fluoroquinolonas, antimuscarínicos y antiinflamatorios. Los sorprendente es que en cuanto al uso de Cirpofloxacina y fosfomicina no existía diferencia significativa cuando comparado con placebo.

 Hialuronidato vs control (antibióticos). La recurrencia es mayor en los controles.

Quiere saber más ?

Cranberry y las infecciones de orina

Una nueva investigación indica que el jugo de arándano conocido también como Cranberry (UR65), puede ayudar a prevenir la cistitis recurrente.
Los 227 participantes de entre 20 a 79 años incluidos en el análisis fueron aleatorizados para recibir 125 UR65 ml o 125 ml de bebida placebo con el color y el sabor ajustado al jugo de arándanos, una vez al día antes de dormir durante un máximo de 24 semanas.
Un análisis de subgrupo de la población objetivo ideal tras la ingesta de UR65 continua por más de 8 semanas, encontró que la tasa de recaída cistitis fue significativamente menor en el grupo de UR65 (P = 0,03)
¿Quiere saber más ?

Los síntomas de cistitis no están relacionados a bacteriuria

Según lo indica un nuevo estudio, la presencia documentada de bacteriuria en una población de mujeres con cistitis intersticial/síndrome de vejiga dolorosa (CI/SVD) no afecta los síntomas ni la recuperación de las pacientes. Se tomaron muestras de orina y se realizó una serie de cuestionarios, entre ellos, el Índice de síntomas y problemas de cistitis intersticial de O’Leary-Sant, entre 100 pacientes con IC durante un seguimiento de 2 años. 
Entre las pacientes estudiadas, el 31% presentó uno o más urocultivos positivos documentados. 
En relación a la edad, la duración de los síntomas o las respuestas a los cuestionarios, no se observaron diferencias estadísticamente significativas entre las pacientes que presentaban bacteriuria y las que no presentaban bacterias en orina. 
Cabe resaltar que los síntomas relacionados con CI/SVD no se vieron afectados por el tratamiento con antibióticos contra la bacteriuria. 
(Nickel, J.C. et al. Urology 2010, 76: 799).
¿Quiere saber más ?

Infección del tracto urinario

Resúmenes del Vigésimo Sexto Congreso de la Asociación Europea de Urología (18 al 22 de marzo de 2011)

La Ciprofloxacina de liberación prolongada, en dosis únicaq parece ser tan o más eficaz que la dosis dos veces al día de la formula estándar para el tratamiento de infecciones complicadas del tracto urinario [Verzé, P. et al. Abst 481].
Mientras la Prulifloxacin y Fosfomicina fueron equivalentes en la prevención de las recidivas en un ensayo aleatorizado [Costantini, E. et al. Abst 480] (Fig. 24), y la prulifloxacin y daptomicina demostraron ambas  una excelente actividad in vitro contra especies de Enterococcus resistente a múltiples fármacos. y Staphylococcus spp. [Mazzoli, S. et al. Abst 482]
En una cohorte de pacientes, la instilación intravesical Hialuronato puede ser una opción viable para la prevención de infecciones recurrentes del tracto urinario en mujeres en edad fértil [Centemero, A. et al. Abst 485]. 
El hialuronato recubre la superficie de la vejiga y la protege contra la invasión de la Escherichia coli, un mecanismo ya explicado en el efecto del Cranberry [, SA et al. Abst 484].
¿Quiere saber más ?

Infección urinaria en la mujer: recurrencia

Las infecciones urinarias en las mujeres son motivo de consulta frecuente en nuestro centro urológico. Dentro de los diferentes tipos de infecciones de orinas se encuentran las infecciones urinarias (ITU) recurrentes.
Se define que un paciente tiene infección urinaria recurrente (ITU-R) cuando presenta tres o más ITUs sintomáticas en el plazo de 12 meses o cuando presenta dos o más ITUs sintomáticas en seis meses. La recurrencia puede deberse a una re-infección o a una recaída.
En la gran mayoría de los casos la ITU-R se debe a una re-infección (95%), la cual es producida por una bacteria proveniente desde fuera del tracto urinario, cuyo reservorio es la microbiota intestinal, y generalmente se presenta después de dos semanas del tratamiento del episodio inicial.
La recaída o persistencia bacteriana es muy infrecuente (menos de 5%), es producida por la misma bacteria desde un foco dentro del tracto urinario, en las primeras dos semanas después del tratamiento inicial y tiene la importancia que sus causas son curables.

Prevención de la recurrencia de infección urinaria en la mujer
Las medidas generales para la prevención de la recurrencia incluyen limitar el uso de espermicidas y el uso de tampón vaginal, aumentar la ingesta de líquidos y practicar la micción post-coital temprana.

En la prevención de la recurrencia se han planteado las siguientes terapéuticas:

  • Profilaxis antimicrobiana
  • Terapia de reemplazo estrogénico en la mujer post-menopáusica
  • Uso de vacunas
  • Ingesta de arándano rojo (Cranberry)
  • Aplicación vaginal de Lactobacillus
  • Terapia intermitente
¿Quiere saber más ?