Cómo mejorar la eyaculación precoz

Algunos consejos útiles para la pareja
Se intentará tener contacto sexual al menos 3 o 4 veces por semana, siendo conveniente que eviten, hasta que la mejora en el control del reflejo sea manifiesta, las posturas coitales que lo aceleran. En general, la más proclive a ello es la del misionero, con el varón colocado encima, considerándose más apropiadas aquellas en las cuales la mujer se sitúa en posición superior.
Se les debe instruir acerca de las 2 técnicas conductuales más conocidas, las que ayudarán a que el varón se familiarise con las sensaciones previas a la eyaculación, a fin de que aprenda a reconocerlas. Ambas pueden practicarse tanto durante la masturbación como en el coito y, o bien una o bien otra, en cada ocasión, se practicarán un mínmo de 2 veces (ideal 3) antes de eyacular.
Apretón
Consistente en que, inmediatamente después de que el varón perciba la sensación de eyacular, o él o su pareja, presionen durante unos segundos sobre la base del glande (región balanoprepucial) hasta lograr que dicha sensación desaparezca, para proseguir luego con la estimulación.
Parada y arranque
Se basa en el cese de cualquier movimiento pélvico cuando aparece la sensación de eyacular, para proseguir cuando, al cabo de 1 o 2 min, tal sensación ha desaparecido.
Consideramos que este modelo de intervención puede servir para resolver la mayoría de los casos de EP que acuden a la consulta del médico. Otras técnicas más complejas, incluida la focalización sensorial, se aplicarán en casos más severos o cuando no se logren los resultados deseados con este método, y serán aplicados por terapeutas sexuales, dado que requieren mayor tiempo de intervención y adiestramiento previo en terapia de pareja.
¿Quiere saber más ?