El SIDA después de 30 años

Aún estabamos en el colegio cuando un conocido actor de Hollywood falleció por causa del virus de Inmunodefinciencia Humana (VIH).
Una de las pandemias más letales que ha cobrado en tres décadas la vida de 22 millones de personas y registrado más de 60 millones de casos en el mundo. 
Inicialmente se le confundió como un tipo de pneumonía agresiva, y así fue emitida en un boletín que el 5 de junio de 1981 del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, indicandose una alta prevalencia entre homosexuales de ese país.

Un mes después el organismo de salud señalaba que ese tipo de neumonía letal estaba también provocando un raro cáncer entre esos pacientes en California y Nueva York, y a finales de ese año ya se habían contabilizado 121 muertes y los primeros casos en el Reino Unido y Suecia.

Era un extraño padecimiento, no se sabía qué lo causaba y si era infeccioso, tampoco se contaba con mecanismos de diagnóstico; sólo fue descrito como un tipo de neumonía llamada Pneumocistosis carinii. Después se responsabilizó a un agente infeccioso conocido, un citomegalovirus. Al realizar más estudios se descubrió que no era cáncer ni neumonía, se transmitía por vía sexual y afectaba el sistema inmunitario.

En 1983 Luc Montaigner y Françoise Barré-Sinoussi, investigadores del Instituto Pasteur en París, aludieron a un retrovirus asociado a la linfadenopatía porque los síntomas eran parecidos. Meses después, en 1984, el doctor Robert Gallo en Estados Unidos publicó estudios sobre el aislamiento de varios virus y la correlación entre la presencia de anticuerpos en los afectados por el retrovirus. Dos años después el retrovirus fue denominado virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Y los médicos empezaron a notar que desde el momento en que el virus entraba al organismo sólo hasta diez años después se comenzaban a presentar los síntomas de SIDA. Es decir, muchas personas contagiadas, sin saberlo, habían estado propagando la enfermedad. Luego se supo que el VIH podía transmitirse por relaciones sexuales heterosexuales, por una madre contagiada hacia su recién nacido, en transfusiones de sangre y con agujas contaminadas.

Hasta la fecha es el virus mas estudiado y felizmente no es mortal, siendo los tratamientos actuales muy eficaces en el control de la morbilidad producida por este virus. Sin embargo la infección continúa presente y parece estar lejos su cura o el desarrollo de una vacuna eficaz.

En cuanto al HIV sólo queda prevenirse.
ONU-SIDA y Urología peruana recomiendan la circunsición como medida preventiva contra el HIV.
¿Quiere saber más ?

Actualización en Enfermedades deTransmisión Sexual

Resúmenes del Congreso de la Asociación Norteamericana de Urología – 2011

Los Urólogos a veces estamos acostumbrados a ver con relativa frecuencia pacientes con Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) debido a que los síntomas de estas enfermedades se mixturan con los síntomas de enfermedades urológicas o también por que las ETS tienen implicancias urológicas.

La prevención es lo más importante
La frase de Sexo Seguro muchas veces es difícil de llevarla a la práctica, especialmente en relación con el uso de preservativos en dos poblaciones. Los jóvenes que presentan dificultad en el correcto uso del condón y los adultos mayores que dejan de utilizarlo debido a que el contacto sexual no implica riesgo de embarazo y en muchas ocasiones a la dificultad en su posicionamiento, por causa de disfunción eréctil (flacidez).
Es indispensable hablar sobre las ETS mas frecuentes y su prevención actual.

PapilomaVirus

La infección por herpes virus (HPV) es generalmente asintomática y autolimitada. Posee mas de 40 serotipos causales de infección.
El HPV 16 y 18 son oncogénicos, y pueden producir cáncer de cuello uterino, de vagina, de pene, de ano y orofaríngeo; además de estar potencialmente implicado en el Carcinoma de Céluas Transicionales (tumores de vejiga), especialmente en el paciente inmuno comprometido.
El HPV 6 y 11 son los serotipos más comunes, causantes del 90% de verrugas genitales, siendo estos serotipos de baja malignidad.
Tratamiento

  • Aplicado por el paciente
  • Podofilox 0.5%,  solución o gel
  • Imiquimod 5%, crema
  • Sinatequina 15% unguento

Aplicado por el médico

  • Crioterapia con nitrógeno íquido o crioprobo. Aplicaciones repetidas cas 1 o 2 semanas.
  • Resina de podofilina a al 10 1 25%
  • Extracción quirúrgica mediante electrofulguración, escisión o curetage

Prevención
Un adelanto importante en lo que respecta a papiloma virus llegó co la introducción de Gardasil (vacuna cuadrivalente), vacuna contra 4 serotipos de virus del papiloma humano (6,11,16, 18), responsable del 90% de verrugas genitales y 70% de cánceres.
La vacuna debe colocarse antes del inicio de la actividad sexual, siendo necesarias tres dosis.
Se recomienda en mujeres entre los 13 y 26 años.
En varones existe también recomendaciones.

Circunsición y HIV
A la fecha existen 3 estudios en la región Sub-Sahariana al respecto, en los cuales se ha demostrado que la realización de la circunsición reduce la adquisición de HIV en el 60% de varones.
Las teorías al respecto del beneficio de la circunsición son numerosas, pero caben resaltar dos.

  1. La primera explica que el prepucio es abundante en receptores para el virus del HIV; las denominadas Células T y Células Dendríticas. Ambas favorecerían la infección por el HIV. Retirando el exceso de piel se logra también retirar el factor de riesgo.
  2. La segunda teoría expica razonablemente que el hecho de tener el prepucio redundante condiciona la formación de úlceras (por otras ETS) y microdesgarros, rompiéndose así la continuidad de la piel, favoreciendo el ingreso viral.

¿Quiere saber más ?