Cáncer renal: diagnóstico del carcinoma de células renales

Para efectos del diagnóstico debemos realizar exámenes de laboratorio y estudios de imágenes

Laboratorio
Se deben considerar:
* El análisis de orina
* Hemograma completo
* Los electrolitos
* Perfil renal
* Pruebas de función hepática (AST y ALT)
* Calcio
* Fosfatasa alcalina
* Velocidad de sedimentación globular
* El tiempo de protrombina
* Tiempo de tromboplastina parcial activado
* Otras pruebas dependiendo de los síntomas encontrados

Estudios de imagen
Muchas veces el diagnóstico del tumor renal se hace de manera accidental, es decir, mientras nos encontramos evaluando otra patología, descubrimos accidentalmente el tumor (generalmente por uan ecografía abodominal o una tomografía). Los siguientes exámenes son necesarias para la evaluación de tumores renales en general:

  • La urografía excretora
  • UROTEM o urotomografía
  • Ecografía
  • Arteriografía (útil en los casos quirúrgicos)
  • Venografía
  • Resonancia Magnética (para evaluar trombosis a la vena cava)
  • Tomografía por emisión de positrones (PET)


Saber exáctamente que tipo de tumor enfrentamos al momento del diagnóstico es difícil. Si bien la literatura médica, las estadísticas mundiales, nos orientan, estas no son del todo 100% exactas. La única manera de saber que tipo de tumor estamos enfrentando es observarlo al microscopio, y esto implica en le caso de los tumores renales específicamente hablando, la EXTRACCION DEL RIÑON, sea por completo (nefrectomía radical) o sea parcial (nefrectomía parcial); y luego el anatomopatólogo nos confirmará el dagnóstico definitivo.

Los estudios radiológicos deben adaptarse para permitir la caracterización adicional de masas renales
La urografía excretora no se utiliza con frecuencia en la evaluación inicial de las masas renales debido a su baja sensibilidad y especificidad. Un pequeño y mediano tamaño del tumor puede ser logrado por la urografía excretora.
LA UROTEM se ha convertido en el procedimiento de imagen de elección para el diagnóstico y estadificación PREQUIRÚRGICA del cáncer de células renales y ha sustituido prácticamente a la urografía intravenosa y ecografía renal. En la mayoría de los casos, la tomografía se puede diferenciar las masas quísticas de masas sólidas y suministros de información acerca de los ganglios linfáticos, vena renal, y la participación de la vena cava inferior; esto mediante el uso de las unidades Hounsfield.
La ecografía puede ser útil en la evaluación de la lesión quística renal cuestionable, si la tomografía no es concluyente. Los Grandes tumores papilares renales suelen ser detectados por ecografía renal.

La Arteriografía renal no se utiliza en la evaluación de una masa renal sospechosa con tanta frecuencia como lo era en el pasado. Cuando la infiltración del tumor a la vena cava inferior es sospechosa, se utiliza esta técnica.
La RM es la técnica de imagen preferida en caso de sospecha de invasión tmoral venosa. Es importante saber si existe compromiso de la
vena cava inferior, para la planificación quirúrgica.

Una gammagrafía ósea se recomienda para los síntomas óseas con niveles elevados de fosfatasa alcalina.
PET sigue siendo controvertida en el cáncer de riñón. Su sensibilidad para detectar lesiones metastásicas es mejor que para determinar la presencia de cáncer en el sitio primario renal.

Transite por nuestro blog y encontrará temas INTERESANTES
Quiere saber más?
mail us: urologiaperuana@yahoo.com