El efecto del cafe en varones y mujeres

El efecto de la cafeína no es el mismo para todos.
Tomar varias tazas de café ayuda a las mujeres a enfrentarse a situaciones de estrés, pero hace que los hombres se vuelvan más inseguros y que se demoren más en completar tareas, según revela una investigación de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, publicada en la revista Journal of Applied Social Psychology.

En sus experimentos, Lindsay St Claire y sus colegas reclutaron a 64 hombres y mujeres con una media de edad de 22 años y los agruparon en parejas del mismo sexo. Su objetivo era examinar qué efecto provocaba el café en el organismo en una situación de estrés, en especial cuando se consume en grandes cantidades y en reuniones con mucha tensión. Tras beber café en unos casos y descafeinado en otros, cada pareja tenía que completar un conjunto de tareas, entre las que se incluyó resolver puzzles, memorizar y llevar a cabo una negociación. Para añadir estrés, se les indicó que tendrían que explicar en público estas tareas.

De este modo descubrieron que la habilidad de los hombres para actuar bajo presión empeoraba de forma notable si habían bebido café. En concreto, tardaban una media de 20 segundos más en completar puzzles que otros que tomaron descafeinado. Sin embargo, las mujeres que tomaban café completaban estos puzzles 100 segundos antes.

Los autores del estudio sugieren que los diferentes efectos del café en ambos sexos radican en que, ante el estrés, los hombres tienden a exhibir comportamientos más agresivos, de huída o lucha, mientras que las mujeres tienden a cooperar. La cafeína aumenta los niveles de dopamina, perjudicandoles a ellos y beneficiandolas a ellas en situaciones estresantes.

¿Quiere saber más ?

Café y cáncer de próstata

El consumo de café no se asocia con un mayor riesgo de cáncer de próstata, según investigadores de Corea, publicado en línea en BJU International.

Un equipo dirigido por Chang-Hae Park, MD, y Seung-Kwon Myung, MD, del Centro Nacional del Cáncer en Goyang, analizó datos de 12 estudios epidemiológicos (ocho estudios de casos y controles y cuatro estudios de cohortes). En comparación con el nivel más bajo de consumo de café, el más alto nivel de consumo se asoció con un 16% más de riesgo de cáncer de próstata. En siete estudios de casos y controles, se encontraron con un significativo 21% más de riesgo de cáncer de próstata asociado con el consumo de café. Sin embargo, los cuatro estudios de cohortes no mostraron asociación significativa.

“Dado que un estudio de cohorte da un mayor nivel de evidencia de que un estudio caso-control, no hay pruebas que apoyen un efecto nocivo del consumo de café en el riesgo de cáncer de próstata”, concluyeron los investigadores.