¿Es la Toxina Botulínica útil para el tratamiento de la Vejiga Hiperactiva?

Toxina botulínica versus placebo para el tratamiento de Hiperactividad del Detrusor Refractaria. 
El estudio RELAX

La toxina botulínica (BONTA) ha sido utilizada con gran éxito para el tratamiento de la vejiga hiperactiva. Muchos de nuestros pacientes, tanto mujeres como varones, hayan logrado controlar la enfermedad de manera adecuada.
A la sazón, un artículo publicado en Agosto de 2012 en el European Urology confirma la seguridad y eficacia de este tratamiento, siendo el primer estudio doble ciego, caso control, publicado.
Como sabemos, la Vejiga Hiperactiva se cracteriza por contracciones inesperadas del músculo detrusor durante la fase de llenado vesical, lo que ocasiona síntomas de urgencia, frecuencia, nocturia e incontinencia.
El tratamiento habitual con terapia compartamental, anticolinérgicos, tolterodina o solifenacina; si bien es efectivo, no está excento de reacciones adversas y falla terapéutica.
El uso de la toxina está recomendado en pacientes con rechazo o inefectividad al tratamiento estándar.
En el estudio en mención se trataron 240 pacientes, divididas en dos mangas, a la primera se le instiló BONTA 200 IU, en un total de 20 sitios (1 ml de 10 IU por sitio), y a la segunda placebo.
La urgencia y la incontinencia mejoraron significativamente y con una menor intensidad la frecuencia miccional incrementada.
Es el primer estudio caso control realizado con toxina botulínica donde se demuestra la eficacia y seguridad del tratamiento, por lo que nos animamos a comentarlo brevemente.

Botulinum Toxin A Versus Placebo for Refractory Detrusor Overactivity in Women: A Randomised BlindedPlacebo-Controlled Trial of 240 Women (the RELAX Study) Douglas G. Tincello a,b,*, Sara Kenyon c, Keith R. Abrams a, Christopher Mayne b, Philip Toozs-Hobson d, David Taylor a, Mark Slack e

¿Quiere saber más ?