Fumar causa cáncer de próstata

MITO

Fumar no causa cáncer de próstata (CaP) pero si está relacionado con tipos de CaP más agresivos.

Factores de riesgo en cánceres agresivos frente a cánceres de crecimiento lento

En los últimos años, hemos aprendido que el cáncer de próstata se puede presentar como una enfermedad variable y con diferentes causas. Es probable que los cánceres más agresivos y fatales tengan diferentes causas subyacentes que los tumores de crecimiento lento.

Por ejemplo, aunque no se ha pensado que fumar sea un factor de riesgo de cáncer de próstata de bajo riesgo, puede ser un factor de riesgo de cáncer de próstata agresivo. Asimismo, la falta de vegetales en la dieta (especialmente los vegetales de la familia del brócoli) está relacionada con un mayor riesgo de cáncer de próstata agresivo, pero no con un cáncer de próstata de bajo riesgo.

El índice de masa corporal, una medida de la obesidad, no está relacionado con el diagnóstico de cáncer de próstata en general. De hecho, los hombres obesos pueden tener niveles de PSA relativamente más bajos que los hombres no obesos debido a la dilución del PSA en un mayor volumen de sangre. Sin embargo, los hombres obesos tienen más probabilidades de tener una enfermedad agresiva., y no olvidemos que son candidatos a otro tipo de cáncer: el de riñón.

Existen algunos factores de riesgo del cáncer de próstata agresivo descritos en la literatura médica, entre ellos:

  • Tabaquismo
  • Altura alta
  • Falta de ejercicio y estilo de vida sedentario.
  • Alto consumo de calcio
  • Raza afroamericana
  • Historia familiar
  • Exposición al Agente Naranja (herbicida)

Las investigaciones realizadas en los últimos años han demostrado que la modificación de la dieta, tener un peso adecuado y llevar un estilo de vida saludable; podrían disminuir las posibilidades de desarrollar cáncer de próstata, reducir la probabilidad de que el cáncer de próstata vuelva a aparecer o ayudar a retrasar la progresión de la enfermedad.

Fuente: Prostate cancer foundation. https://www.pcf.org/

Detectar el cáncer a tiempo va a salvar tu vida

La detección a tiempo del cáncer de próstata (CaP) es fundamental para la sobrevida.

¿Se puede descubrir el cáncer de próstata en sus comienzos?

Las pruebas de detección tienen el objetivo de descubrir cáncer antes de que se presente algún síntoma. Para algunos tipos de cáncer, las pruebas de detección pueden ayudar a encontrar cánceres en una etapa inicial cuando probablemente sean más fáciles de tratar.

El cáncer de próstata tiene la característica de no dar señales o síntomas al inicio, y como cualquier otro tipo de cáncer, la detección temprana mejora las chances de curación de la persona y las posibilidades de sobrevivir esta enfermedad.

La principal recomendación para los varones es realizar un chequeo anual a partir de los 50 años, sin embargo si existen antecedentes de CaP en la familia o si es usted de origen afroamericano, debe hacer el despistaje anual a partir de los 45 años, pues en estos dos casos las chances de enfermedad son mayores.

Dos son los principales exámenes que los urólogos realizamos para saber que persona tiene sospechar de cáncer de próstata: el tacto rectal (DRE) y la prueba del antígeno prostático específico. Si uno de ellos o los dos se encuentra alterado, estamos ante una persona con chances de tener cáncer de próstata.

Inquietudes sobre las pruebas de detección del cáncer de próstata

Si se encuentra cáncer de próstata mediante las pruebas de detección, probablemente el cáncer estará en una etapa más temprana y más tratable que la etapa de un cáncer que no hubiese sido detectado precozmente con estas pruebas. El pronóstico cambia mucho cuando el paciente acude con síntomas urinarios bajos moderados a severos, sangrado por la orina (hematuria) o disminución del peso corporal; que podrían ser indicadores de enfermedad avanzada.

Posibles resultados de pruebas inexactos o confusos

No siempre las pruebas de detección logran su cometido. Por ejemplo, ni la prueba PSA ni el DRE son 100% precisos. A veces, estas pruebas pueden presentar resultados anormales incluso cuando un hombre no tiene cáncer (conocido como un resultado positivo falso), o resultados normales aun cuando un hombre sí tiene cáncer (conocido como resultado negativo falso). Los resultados imprecisos de las pruebas pueden causar confusión y ansiedad. Por otro lado, los resultados positivos falsos pueden llevar a que algunos hombres se hagan biopsias de la próstata innecesarias. Además, los resultados negativos falsos pueden dar a algunos hombres un sentido de seguridad falso cuando en realidad pudiera haber cáncer en la próstata. La correcta interpretación debe hacerla un urólogo calificado. Existen pruebas de gran ayuda diagnóstica como la resonancia magnética multiparamétrica, la cual nosotros recomendamos antes de realizar una biopsia de próstata.

Luego de detectar quien tiene sospecha de cáncer, deberá confirmarse el diagnóstico mediante una biopsia de próstata.

Recuerde: una vez al aNo no hace daño

Dr. Luis Susanibar

¿Eyacular muchas veces al mes previene el cáncer de próstata?

MITO

En este momento, no hay evidencia concluyente de que la eyaculación frecuente reduzca el riesgo de cáncer de próstata. Algunos estudios han sugerido que los hombres con mayor frecuencia de eyaculaciones pueden tener un riesgo ligeramente menor de cáncer de próstata. Sin embargo, esta diferencia parece ser muy pequeña. Otros estudios no han respaldado esta conclusión.

Existen muchos estudios que han buscado conductas, alimentos y estilos de vida, que asumidos por la persona, podrían prevenirle del cáncer de próstata (CaP). y el eyacular regularmente podría ser uno de ellos.

Uno de los primeros estudios fue publicado en 2004 (1) lo interesante del mismo es que se realizó en profesionales de la salud (del de febrero de 1992 hasta el 31 de enero de 2000) a 29 342 hombres estadounidenses de 46 a 81 años, los cuales proporcionaron información sobre el historial de frecuencia de eyaculación en una administró un cuestionario en 1992 y respondió a los cuestionarios de seguimiento cada 2 años hasta el año 2000. Los resultados no encontraron ninguna relación.

Posteriormente en 2015 Rider y colaboradores encontraron alguna asociación entre la cantidad de eyaculaciones y el cáncer, pero afirmaron adicionalmente que: «La frecuencia de la eyaculación se asoció inversamente con la edad, pero se asoció positivamente con el IMC, la actividad física, el divorcio, los antecedentes de infecciones de transmisión sexual y el consumo de calorías y alcohol.» (2).

La misma Jennifger Rider publica una ampliación de su estudio en la revista de la Asociación Europea de Urología en el 2017 encontrando una relacion entre el número de eyaculaciones en la edad adulta y el cáncer de próstata, concluyendo que a mayor cantidad de eyaculaciones, menores chances de presentar cáncer.

En el año 2017 Liu Sun realizó la primera revisión sistemática sobre el tema encontrando que existe mucha limitación en los estudios previamente realizados, concluyendo adicionalmente que la evidencia limitada indica que una mayor frecuencia de eyaculación
muestra un efecto beneficioso para reducir el riesgo de CaP y que reducir esta misma frecuencia no muestra ningún efecto en la reducción del riesgo de CaP. (4)

Un último estudio en 2019 Hyun Song comenta que «Nuestros hallazgos sugieren que la frecuencia de la eyaculación está relacionada con un menor riesgo de crecimiento prostático benigno/síntomas urinarios bajos, así como con cáncer de próstata. Estos resultados pueden respaldar un papel de la frecuencia de la eyaculación en la etiología del cáncer de próstata, » (5)

Los datos son observacionales y debemos con mucha precaución ya que no son causa efecto, eso no ha sido demostrado categóricamente; señala nuestro director médico el Dr. Luis Susanibar.

El número mágico según uno de los estudios es el de 21 eyaculaciones al mes, y curiosamente en todas las revisiones el número de eyaculaciones han disminuido con la edad.

Aun queda mucho por investigar y si bien no se puede concluir tajantemente que eyacular es una medida de protección contra al cáncer de próstata, llevar una vida plena sexualmente hablando siempre va a ser beneficioso para la salud.

Referencias

  1. Leitzmann MF, Platz EA, Stampfer MJ, Willett WC, Giovannucci E. Ejaculation frequency and subsequent risk of prostate cancer. JAMA. 2004 Apr 7;291(13):1578-86. doi: 10.1001/jama.291.13.1578. PMID: 15069045.
  2. Jennifer Rider, Kathryn Wilson, Rachel Kelly, Erika Ebot, Edward Giovannucci, and Lorelei Mucci. Pd6-07 ejaculation. Frequency and risk of prostate cancer: updated results from the health professionals follow-up study. Volume 201 Issue Supplement 4 April 2019 Page: e266-e266.
  3. Ejaculation Frequency and Risk of Prostate Cancer: Updated Results with an Additional Decade of Follow-up. Rider, Jennifer R. et al. European Urology, Volume 70, Issue 6, 974 – 982.
  4. Sun HY, Liu L, Li F, et al. Ejaculation frequency and risk of prostate cancer a systematic review. MOJ Toxicol. 2017;3(5):115–117.
  5. Phil Hyun Song*, Gyeong Eun Min, Yeong Uk Kim, Jae Young Choi, Young Hwii Ko, Ki Hak Moon, and Hee Chang Jung. Mp18-07 does high ejaculation frequency increase the risk of prostate cancer, as has been observed for bph/luts?. Volume 201 Issue Supplement 4 April 2019 Page: e266-e266.

¿Por qué se hace el tacto rectal?

La principal causa por la cual se realiza el tacto en un órgano es porque se busca palpar su consistencia, y mediante el sentido del tacto detectar si existe algún tipo de irregularidad en el organismo. La palpación es parte fundamental del examen clínico, y el estudio de la semiología de la palpación da al médico grandes luces sobre el diagnóstico de las enfermedades.

Es así como los cirujanos determinamos la presencia de una apendicitis, un crecimiento del hígado y un cólico renal. Exámenes de palpación conocidos como el examen de mamá y de testículo son recomendados por los médicos en todo el mundo para el denominado autoexamen, buscando que la persona detecte superficies anómalas, irregularidades e incluso induraciones que podrían hacerle sospechar un cáncer, y que la llevarían a la búsqueda de la consulta médica.

Por qué se hace

Existen varios motivos por los cuales se realiza el tacto rectal, en primer lugar para determinar las características de la próstata; ello en cuanto al volumen, movilidad y consistencia.

El dedo entrenado de un urólogo permite calcular aproximadamente el volumen glandular, hagamos un ejercicio: deslice usted su dedo sobre la superficie de una uva y posteriormente deslícela sobre una durazno; es sencillo darnos la cuenta de la diferencia de volúmenes y con un buen entrenamiento usted podría determinar el volumen aproximado de cada una.

Usualmente los tejidos tumorales malignos tienen una característica: están adheridos firmemente al organismo, ello debido a la capacidad del cáncer de penetrar en los tejidos vecinos; un cáncer hace que el órgano sea más rígido y menos móvil. La próstata posee cierto grado de desplazamiento lateral y vertical al palparla, sin embargo si al tocarse no se consigue movilizar, esto es sospechoso de tumoración maligna.

La consistencia es también de gran utilidad en la palpación, usualmente se buscan irregularidades en la superficie y los denominados nódulos, usemos otro ejemplo. Palpe usted la región tenar de su mano (aquella zona blanda que se encuentra debajo del dedo pulgar), su superficie es lisa y al palpar la intensamente el dedo se hunde gentilmente en el músculo. Ahora cierre su mano, gírela y palpe los nudillos, usted notará que le consistencia en la piel es un poco más firme, que se desplaza a menos que la piel de la región tener, y es muy evidente que existe una sustancia indurada dentro de la misma. En el caso de la región tenar podríamos estar hablando de un crecimiento prostático benigno o de una próstata normal, y en el caso de los nudillos podríamos estar ante un temible cáncer. ¿Notó usted la diferencia?

Finalmente el tacto rectal también puede ser utilizado para examinar órganos cómo el recto, como parte complementaria del examen ginecológico, y para valorar la contractilidad de los músculos del piso pélvico; esto último es parte del examen en casos de dolor pélvico crónico y/o prostatitis abacteriana.

Como vemos en el tacto rectal es muy importante para el diagnóstico de la enfermedad prostática.

Dr. Luis Susanibar. Tel: 332-4009. WhastApp 989662887