Priapismo

Existe una condición médica en la cual el pene se mantiene erecto por muchas horas, produciendo mucho dolor, y sin que el varón logre por ninguna maniobra relajar su erección.
Esta condición es llamada priapismo, líneas abajo comentamos al respecto

Esquema de Manejo del priapismo
Cuando la erección no pasa

El priapismo es una enfermedad en la cual el pene se halla en erección continua. Esto pude suceder en cualquier edad, desde el recién nacido al anciano, e incluso puede ocurrir en pacientes con impotencia.
A diferencia de lo que sucede en la erección normal, el estado de erección se limita a los cuerpos cavernosos, sin afectar el cuerpo esponjoso o el glande (o cabeza).

Tipos de priapismoExisten dos tipos el obstructivo y el no obstructivo

Priapismo obstructivoEs conocido como priapismo venoso oclusivo, es el más frecuente de los dos tipos y en él hay una
obstrucción, parcial o completa, del drenaje de los cuerpos cavernosos
El impedimento inicial al drenaje venoso puede deberse a una oclusión extravascular o intravascular de la venas de drenaje, y la consecuencia de esto es el sufrimiento del tejido cavernoso, conocido como isquemia, algo muy similar a lo que sucede con el infarto del corazón.
El estado isquémico prolongado puede llevar a la muerte celular y posterior fibrosis en el proceso de reparación del tejido lo que condiciona la aparición de una impotencia permanente.
El paciente con priapismo oclusivo acude con muhco dolor, y con una erección plena, que no incluye al glande.

Este tipo de priapismo puede producirse por la aplicación de sustancias en el pene como la papaverina, el consumo de algunas medicinas para la presión psicosis y depresión, y algunos tipos de anemias. Algunos tumores pueden invadir los cuerpos cavernosos, produciendo también la obstrucción característica.
Priapismo arterial
Este tipo se da en varones con antecedentes de trauma peniano o perineal. El pene se encuentra siempre en flacidez por que existe un equilibrio entre la entrada y salida de sangre del mismo; en el caso del priapismo arterial el mecanismo de regulación queda alterado cuando la arteria cavernosa, o una de sus ramas, se
lacera, formándose entonces una fístula arterio-lacunar. Esta fístula establece un estado de alto flujo y presión en los cuerpos cavernosos que se escapa a la regulación fisiológica de las arterias de resistencia.
El paciente con priapismo arterial acude sin dolor, muchas veces con el antecedente de trauma genital, y una erección incompleta, de menos del 70%.

Diagnóstico y tratamientoEl diagnóstico y manejo del priapismo isquémico (síndrome compartimental de los cuerpos cavernosos) se basa generalmente en la historia clínica y el examen físico, sin embargo deben incluirse algunas pruebas generales de laboratorio tales como cuadro hemático, recuento plaquetario y de reticulocitos, electroforesis de hemoglobina, uroanálisis (para búsqueda de metabolitos de cocaína o drogas psicoactivas) con el fin de identificar el factor etiológico. 

El antígeno especifico prostático se recomienda también con el fin de excluir la posibilidad del cáncer invasivo de próstata que pueda comprometer los cuerpos cavernosos. 
La evaluación del estado del flujo sanguíneo corporal debe llevarse a cabo en todos los pacientes

La evaluación se realiza mediante la aspiración de la sangre cavernosa (para evaluar el color, consistencia y análisis gasométrico) o también mediante ultrasonido dúplex Doppler peneano el cual debe repetirse posteriormente al final del tratamiento para valorar continuamente el flujo arterial cavernoso.

El objetivo del tratamiento es hacer desaparecer la erección y preservar la función eréctil futura.
Si el paciente recibe tratamiento durante las primeras 4-6 horas, casi siempre la erección puede ser reducida con medicación, generalmente con descongestionantes, que actúan reduciendo el flujo de sangre al pene.

Protocolo de manejo de priapismo

Les dejo algunos pasos aconsejables a seguir en el caso de presentar priapismo, haciendo la salvedad que esta enfermedad es una emergencia médica y debe ser manejada por personal capacitado:

  1. Colocar una bolsa de hielo sobre el pene o el perineo
  2. Enema de agua helada
  3. Ligadura quirúrgica en el caso de ruptura de una arteria
  4. Inyección intracavernosa con fármacos alfa-agonistas. En el priapismo de flujo bajo, al ser inyectados directamente en el pene producen la dilatación de las venas estrechadas que dificultan el flujo de sangre en el pene
  5. Derivación quirúrgica. Empleada también en el priapismo de flujo bajo, se inserta quirúrgicamente una derivación en el flujo de sangre del pene para devolverlo a la normalidad
  6. Aspiración e irrigación. Tras la anestesia local del pene se inserta una aguja para el drenaje de la sangre del pene y reducir la presión y la tumefacción.
Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:

http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 978481870

Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco

www.urologiperuana.com

Anuncios