SEXO EN LA PRIMERA CITA

Foto: SEXO EN LA PRIMERA CITA La ciencia intenta responder a esta interrogante que las féminas se hacen amenudo. (Artículo publicado por ella para ellas)  Unos matemáticos ingleses buscaron la respuesta científica para este interrogante y aparentemente, nuestras amigas tienen razón, pero por otros motivos.Los científicos del University College de Londres, dicen que es mejor que esperemos antes de tener sexo, y que de esta manera aumentamos nuestras probabilidades de encontrar a un “buen hombre”.  El argumento científico en palabras del profesor Robert Seymour es el siguiente: “Los cortejos más largos son la manera que tienen las mujeres de adquirir más información sobre los hombres. Al retrasar el momento en que tienen sexo, la mujer puede reducir las chances de acostarse con uno “malo”, pues los “buenos hombres” muestran mayor predisposición a cortejarlas durante más tiempo.”  Al parecer todo pasa por saber separar “la paja del trigo”. Según el doctor Peter Sozou, del Warwick Medical School: “El problema estratégico que enfrenta una mujer es como descartar a los hombres malos, y es aquí donde adquiere valor el cortejo más largo. Se asume que un hombre siempre quiere sexo, pero un hombre conveniente está más predispuesto a pagar el costo de un cortejo prolongado antes de reclamar su derecho al sexo”.  En otras palabras, podemos interpretar que un chico que está realmente interesado en nosotras no tendrá problema en esperar; mientras que aquél que sólo salió con la expectativa de sexo por una noche, dará vuelta la página y dirá: “la que sigue”. Claro que eso también podemos hacerlo nosotras, ¿no?

La ciencia intenta responder a esta interrogante que las féminas se hacen amenudo. (Artículo publicado por ella para ellas)

Unos matemáticos ingleses buscaron la respuesta científica para este interrogante y aparentemente, nuestras amigas tienen razón, pero por otros motivos.Los científicos del University College de Londres, dicen que es mejor que esperemos antes de tener sexo, y que de esta manera aumentamos nuestras probabilidades de encontrar a un “buen hombre”.

El argumento científico en palabras del profesor Robert Seymour es el siguiente: “Los cortejos más largos son la manera que tienen las mujeres de adquirir más información sobre los hombres. Al retrasar el momento en que tienen sexo, la mujer puede reducir las chances de acostarse con uno “malo”, pues los “buenos hombres” muestran mayor predisposición a cortejarlas durante más tiempo.”

Al parecer todo pasa por saber separar “la paja del trigo”. Según el doctor Peter Sozou, del Warwick Medical School: “El problema estratégico que enfrenta una mujer es como descartar a los hombres malos, y es aquí donde adquiere valor el cortejo más largo. Se asume que un hombre siempre quiere sexo, pero un hombre conveniente está más predispuesto a pagar el costo de un cortejo prolongado antes de reclamar su derecho al sexo”.

En otras palabras, podemos interpretar que un chico que está realmente interesado en nosotras no tendrá problema en esperar; mientras que aquél que sólo salió con la expectativa de sexo por una noche, dará vuelta la página y dirá: “la que sigue”. Claro que eso también podemos hacerlo nosotras, ¿no?

¿Quiere saber más ?
Anuncios