Circunsición: recomendaciones posoperatorias

Recomendaciones para el cuidado después de la cirugía de circunsición
Cuando regrese a casa, haga lo siguiente para ayudar a asegurar una recuperación sin problemas:
  • Tome los medicamentos como se le indique.  Es posible que el médico le recete antibióticos para evitar infecciones.
  • Deberá aplicarse un ungüento o crema tópica de 4 a 6 veces al día para prevenir las infecciones y adherencias.
  • Durante un tiempo, puede necesitar analgésicos con receta. Luego comenzará a utilizar analgésicos de venta libre (p. ej., acetaminofeno), según sea necesario. Evite tomar aspirina o productos que contengan aspirina.
  • Evite usar ropa ajustada
  • Cuando se recueste en la cama, mantenga las piernas elevadas y en movimiento. De esta forma, ayudará a evitar la formación de coágulos de sanguíneos en las piernas.
  • Para ayudar en la curación, retome sus actividades normales lo antes posible.
  • Tome duchas normalmente. No tome baños de tina hasta que la incisión haya cicatrizado completamente.
  • Lave la incisión delicadamente con agua y un jabón neutro.
  • No conduzca a menos que el médico le haya otorgado el permiso para hacerlo.
  • Evite hacer ejercicio intenso durante cuatro semanas después de la cirugía.
  • Retome la actividad sexual luego de 4 a 6 semanas.
  • Evite la cafeína, el alcohol, las comidas picantes y cualquier otro alimento o bebida que pueda dañar el estómago, los intestinos, la vejiga o las vías urinarias.
  • Asegúrese de seguir las instrucciones del médico.
En general, la curación absoluta de la cirugía se produce en el lapso de seis semanas.


Llame a su médico
Después de salir del hospital, llame al médico si se presenta alguna de las siguientes situaciones:
  • Signos de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento, inflamación, aumento del dolor, hemorragia excesiva o cualquier secreción proveniente del lugar de la incisión.
  • Náuseas o vómitos que no puede controlar con los medicamentos que le dieron después de la cirugía, o que continúan por más de dos días después de que le dieron de alta en el hospital.
  • Dolor que no puede controlar con los medicamentos que se le administraron
  • Dolor, ardor, urgencia o frecuencia para orinar o sangrado persistente en la orina
  • Dolor o inflamación abdominal.
  • Tos, falta de aire o dolor en el pecho.
  • Dolores de cabeza, dolores musculares, mareos o malestar general
  • Estreñimiento
  • Síntomas nuevos e inexplicables.
  • Drenaje de la incisión
¿Quiere saber más ?
Anuncios