La gripe y las bebidas calientes

Una bebida caliente puede reducir los síntomas del resfriado común y la gripe, incluyendo el cansancio, la congestión nasal, los estornudos y el dolor de garganta, según un estudio de la Universidad de Cardiff (Reino Unido) publicado en la revista especializada Rhinology. Una taza caliente también reduce los escalofríos que acompañan a estas dos enfermedades víricas. Comparando los efectos con el consumo de las mismas bebidas a temperatura ambiente, los científicos han demostrado que la temperatura alta es fundamental para que el remedio surta efecto
¿Quiere saber más ?
Anuncios