Resíduo de orina en el paciente prostático

El residuo postmiccional en un pacien­te con hiperplasia prostática benigna, indica una descompensación del tracto urinario inferior debido a una afectación de la capacidad con­tráctil vesical o a obstrucción urinaria. Es más frecuente su asociación a afectación contráctil del detrusor.
La existencia de orina residual postmiccional se produce por lo tanto, porque la capaci­dad contráctil del detrusor no es capaz de vencer la resistencia uretral durante toda la micción.
La proporción de pacientes con hiperplasia prostática benigna y obstrucción urinaria, que presentan residuo postmiccional se da en mas de la tercera parte de pacientes, variando entre el 32% y el 70%.
Por otra parte, la ausencia de residuo postmiccional, no descarta la obstrucción urinaria. En un estudio realizado en pacientes con HPB y síntomas urinarios, se encontró que un 24% de los pacientes con obstrucción se­vera tenían un residuo postmiccional de menos de 50 mI.
A su vez, el residuo postmiccional puede estar presente en alrededor de un 50% de pacientes con hiperplasia prostática benigna, no obstrui­dos. En este caso, la causa del residuo postmiccional es una afectación de la contractilidad vesical.

Por lo tanto, la presencia de residuo postmiccional no es una técni­ca muy fiable de obstrucción urinaria, ya que el número de falsos negativos se sitúa entre el 25% y el 75%, y el número de falsos positivos alrededor del 50%.

En el caso de existir una afectación primaria de la capacidad contráctil vesical, la ci­rugía prostática no será eficaz. Únicamente en el caso de que la afecta­ción de la capacidad contráctil vesical se acompañe de obstrucción, y que dicha afectación no sea irreversible, la cirugía prostática mejoraría el residuo.
Dado que no es facil determinar el grado de afectación de la contractilidad vesi­cal a partir de la cual, la lesión es irreversible (la expresión de ciertas proteinas en la pared vesical, podrían ayudar dicho sentido), no parece correcto esperar a que exista residuo postmiccional, para indicar una cirugía prostática.
Desgraciadamente, la presencia de residuo postmiccional no indica nada acerca de su causa, por lo que la realización de un estudio presión flujo, se muestra como imprescindible para dilucidar su origen.
Tampoco se ha encontrado un valor de resi­duo postmiccional que prediga correctamente un mal resultado posto­peratorio por lo que Hinman, propone un seguimiento periódico del residuo post­miccional en cada paciente con HPB. La intervención quirúrgica esta­ría indicada en aquellos casos en que el incremento sea rápido, aunque no da una cifra concreta.

¿Quiere saber más ?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s