Tratamiento del varicocele

Actualmente se recomiendan dos tipos de tratamiento para el varicocele: La embolización percutánea y la cirugía (varicocelectomía).
La cirugía puede realizarse por diferentes técnicas como son: La retroperitoneal (Palomo), inguinal (Ivanissevich), y subinguinal (Bernardi), o por técnica laparoscópica.
La embolización se realiza de manera percutánea, localizando los vasos refluyentes de la vena espermática interna. Estudios comparativos entre la embolización y la cirugía, no han permitido demostrar la superioridad de un método sobre otro.
Las complicaciones con la varicocelectomía son infrecuentes y usualmente leves. Entre ellas están: Infección, hidrocele, persistencia o recurrencia del varicocele, y muy rara, la atrofia testicular.
La incisión inguinal puede causar alteración de la sensibilidad escrotal y dolor prolongado.
¿Quiere saber más ?
Anuncios